Like An Idea



...y hoy es una de esos días los cuales llueve y que no bastando con dejar caer el agua frente la ventana de la sala, las gotas que chocan entonan extrañamente melodías que me regresan ciertos contratiempos en mi inerte vida.

Momentos buenos, llenos de magia, pero a la vez insoportables como el sabor amargo de la soledad…y cuando viene la centella y desata los detalles, la vida se ríe sarcástica.

Siguiendo con los ojos las figuras que dibujan en el cristal las gotas, me quedo arisco ante el ambiente, un cielo tan gris y melancólicamente hiriente, el agua coqueteando con el pasto y los arbustos, haciéndolos brillar de ese verde que solo se describe con besos o caricias, con insomnios y platicas; con platicas donde solo hablan nuestros ojos, y que nuestras sonrisas podrían complementar el recoveco insinuante de nuestras manos entrelazadas, tan solo esos pormenores podrían hacerlo. En un atardecer de penumbra precisamente como este, su conciliadora y atractiva presencia podría convertirla en la más gloriosa tarde nostálgica.

Pero viene la calma de la quisquillosa gota que se resbala por todo el pétalo, y que se esconde por los bordes del tallo y las hojas, provocando en mi la expectativa y el juego de seducción donde sus ojos aparecen y desaparecen con el vaivén…

Mis ojos no dejan de buscarla entre los escuetos y bosquejos del paño, tras las esquinas entrecortadas y mal lavadas de los marcos, entre los surcos donde las gotas se amontonan dejándose caer, buscando indicios de esos ojos, buscando el color de su piel tras los destellos de los rayos, obsesionado por encontrar algún sentido que talvez no existe, y aquella mirada la cual me vino a traer tan agitado concepto de vaciedad en mi vida y que trato de llenar con palabras lejanas, y vidas cercanas y sobrevaluadas, con amores olvidados y preguntas que solo puede contestar su sabiduría y belleza creativa…

Y las hojas dejan caer las perlas al encharcado piso, acumulando mas razones para las cuales uno no puede estar tranquilo, pues las gotas acumulan dudas en mi mente aunque puedo estar aquí solo pendiente da cada uno de los estados de animo, pendiente de las gotas que nunca tocan el piso, y del sol que puede acabar esta sinfonía…

Y es cuando el Sonido de las gotas al caer forman un vórtice infinito, donde estoy sentado alrededor de miles de reflejos de un futuro incierto y donde la lluvia a cedido, y la noche me alcanzo en su frío recelo y que por una extraña razón satura de su perfume divino mi habitación… si, en verdad estamos solos alguna vez nos encontraremos en una lluvia placidamente nuestra.

Related Articles

Labels

personal (107) tales (82) English (26) lyrics (24) sarcasm (24) poem? (12) News (11) diseño (11) music (11) pics (8) cartas (7) curio-citiy (6) arte (2) photo (2) Bukowski (1) Cortázar (1) Gloria (1) Tutorial (1) capitalización (1) videorama (1)