De las Ausencias

Hola Adán. Tan pronto leí tu “post”, me di cuenta de todo lo que pasa. La verdad es que te quiero mucho pero no me imaginé que fuera un cero a la izquierda para ti.

Le puse un subtitulo a este comentario ya que se me hizo muy propicio ponerlo, “De las Ausencias” yendo acorde a lo que has puesto, y no se en donde me has metido todos estos años, tres para ser exacta, después de que uniéramos nuestras vidas en santo y recatado matrimonio. Nunca pensé que te sentirías tan solo, nunca me hablaste al respecto y creo que por mi parte no te he dado motivos para arrepentirme en el momento que leí “… que desesperante es esta soledad que no me deja vivir”, mas que brillante como todo lo que haces, me parece decepcionante, pero no te espantes, soy una decepción de la vida mira que hacer sentir tan solo a la persona que juré amar y proteger toda la vida, no es algo para alagar.

Me detuve en tu historial llevas mas de un año y el principio hablaste de mí, pero como un deseo lejano, creo que me sabré el resto de la historia de mis posibles “injusticias”, no se por que nunca me hablaste, noche tras noche te alejabas de mi, y creo te lo comenté varias noches, pero después de hacer el amor creo que fue mi error quedar satisfecha con esa conciliación.

Vi. también que tienes un sequito de seguidoras, y no quiero aunar más, creo que me siento la estúpida mas grande de este mundo como para confirmar las conjeturas de tus noches en Puerto Montt, o las juntas aquellas. No quiero decirlo por que se me hace muy trillado y barato pero: Que razón tenía mi madre, no por ti, si no por mí.

Creo que nos hemos hecho mucho daño, yo por no ser la siempre dispuesta a hacer lo que quieras, por ser la menos celosa, por ser la más “conciente” y tú por dejarme esto abierto y así saber realmente una de las cosas por la cual te alejaste, “Nunca te ocultaré de nuevo las cosas”… siempre me lo tragué.

Bueno antes que algas del baño me retiro, no me llevo mucho, salvo tres prendas que me sirvan de abrigo y mi coche, la verdad es que no volveré por mis cosas, por que creo que todo eso es parte de la vida que viví junto a ti, incluso dejaré el pisapapeles con nuestro nombre, aquel juguetito con el cual pasamos los mas duros momentos, me voy no sin antes despedirme de ti y desearte una buena nueva vida, te suplico por lo que mas quieras que no me busques en el trabajo, ya que mañana mismo renuncio, así que me desaparezco no-virtualmente para que así pueda salir completamente de tu vida y no tengas que disfrazar con tantas palabras.

Me voy a hacer otra vida, en el momento en que yo haga clic en este mensaje, habré y habrás salido de nuestra vida, y quiero antes de olvidarte que siempre te amé, mi “rochita colorada”, suerte.

Sofía

Related Articles

Labels

personal (107) tales (82) English (26) lyrics (24) sarcasm (24) poem? (12) News (11) diseño (11) music (11) pics (8) cartas (7) curio-citiy (6) arte (2) photo (2) Bukowski (1) Cortázar (1) Gloria (1) Tutorial (1) capitalización (1) videorama (1)